Espiado

Fuerte-presencia-y-control-de-_54288514005_51311357716_350_260.jpg

 

 

Desde que se inició la radicalización separatista en 2012, y dimos los primeros pasos en nuestra asociación SOMATEMPS, nos iban llegando informaciones de Mossos d´Escuadra amigos de que estuviéramos atentos y fuéramos precavidos. Desde nuestra primera reunión pre-fundacional en noviembre de 2013, en la población de Santpedor, ya nos avisaron que la policía autonómica tenía los nombres de todos los que nos íbamos a reunir. Y eso que habíamos tomado todas las medidas discrecionales posibles. Hasta entonces, las informaciones que nos llegaban nos sonaban más a épica de la resistencia francesa novelada, que un peligro real. Incluso inflaba nuestra egolatría. ¡Somos tan importantes que hasta los mossos de preocupan de nosotros!

Luego vinieron los “duendes” telefónicos. Cuando personalmente tenía ciertas conversaciones con personas relacionadas con el movimiento asociacionista e íbamos preparando la resistencia al tsunami separatista que se nos venía encima, era más que habitual la siguiente situación: empezaba el móvil a hacer ruidos y luego oíamos rebobinada nuestra propia conversación. Con el interlocutor telefónico echábamos unas risas y por el móvil espetábamos a quien escuchara: “sois muy malos grabando”, “a ver si hacéis un cursillo en la Cía”.

Hasta entonces, las informaciones que nos llegaban nos sonaban más a épica de la resistencia francesa novelada, que un peligro real. Incluso inflaba nuestra egolatría.

Un día le pregunté a una persona de confianza, de la que no puedo dar datos evidentemente, si me podía confirmar qué nivel de preocupación estábamos despertando en los Mossos. La respuesta fue escueta: “estáis monotorizados desde el primer día”. Por “monotorizado” se significa no sólo tener el teléfono pinchado, sino también el ordenador controlado, el GPS etcétera. Uno de nuestros colaboradores encontró un dispositivo de seguimiento en su coche. Estaba tan mal puesto que se salió del plástico del volante donde lo habían introducido. En medio de la vorágine de reuniones preparatorias de lo que iba a ser la respuesta masiva de la ciudadanía contra el separatismo a partir del 30 de septiembre de 2017, acudí más que estresado a una reunión. Aparqué la moto. Al salir, había desaparecido. Con una media de varias reuniones al día, sin medio de locomoción quedaba anulado. Maldije mi suerte. Luego ya no he sabido qué pensar, en la medida que las cascadas de informaciones van dejando un ambiente hediondo y de sospecha continuada. Toda hipótesis empieza a ser como mínimo plausible.

Todo empezó a materializarse cuando hace unas semanas, distintos medios, empezaban a dar noticia -con cuenta gotas- de un informe de la Guardia Civil sobre el espionaje ilegal de los mozos. Toda la información era sensible y se había recuperado de las famosas camionetas de los Mossos que iban camino de la incineradora. Entonces es cuando en varios medios ves tu nombre como uno de los espiados ilegalmente. No hay sorpresa, pero sí tristeza al comprobar como una policía judicial se ha convertido en una policía política. Ya hay querellas interpuestas por varios miembros de SOMATEMPS que han aparecido entre los espiados y cuando se acabe la instrucción habrá muchas sorpresas. Pues los nombres de los investigados saldrán a borbotones de todo tipo de asociaciones y entidades cívicas. Muchos de ellos, son simples ciudadanos dispuestos a defender la legalidad vigente, que han sido espiados por la UCRO, la elite policial y política del independentismo policial. Esa misma policía que por orden de Puigdemont, intentó comprar a finales de 2016, 850 subfusiles, fusiles de asalto y de precisión y 5,4 millones de cartuchos. Son los mismos mossos entrenados con dinero del Ministerio de Interior español en Israel, y que en número de 150 custodiaban día y noche a Puigdemont antes de su fuga a Bruselas, en la casa de los Canonges. El golpe de Estado ya se estaba perpetrando.

Por primera vez en la historia, se han creados unas cloacas de Estado, antes de construir el Estado

El colmo han sido las noticias de estos últimos días. Por un amigo -del que tampoco puedo dar datos- me dijo hace unas semanas que había estado cooperando con Mossos para preparar pisos francos para interrogatorios (¿?). Reconozco que me lo tomé como una boutade y no le di más importancia que uno de tantos rumores o fakes que asolan la tierra catalana en estos últimos tiempos. Tanto surrealismo no cabe en una cabeza tan aristotélico-tomista como la mía. Pero sí, la realidad se impuso una vez más a la ficción. Tanto El Confidencial, como El Triangle, han confirmado hace escasos días que los mossos estaban preparando pisos francos para futuros interrogatorios una vez se alcanzara la independencia. Incluso El Confidencial da la dirección de uno de ellos sito en la calle Numancia 77 de Barcelona.

Comentando todos estos avatares con un amigo, me preguntaba si no tenía miedo. Le contesté que no. Pero que sentía una terrible tristeza por la situación de mi pobre Cataluña y de mi querida España. Irán saliendo más noticias y, tarde o temprano, asumiremos de que hemos estado ante un complot de dimensiones abrumadoras. Y lo que apena es que el gobierno central está tratando todo este asunto como si fuera una mera crisis electoral o autonómica. Con toda la información que se tiene en estos momentos, la mayoría de altos cargos de la Generalitat debían estar cesados e inhabilitados, sino procesados. Y, por supuesto, todos los mossos que públicamente se han declarado a favor de la independencia debían estar expulsados del cuerpo.

Pero lo más demoledor, ha sido comprobar en estos meses que las cloacas del Estado español, que también existen y esas sí que están bregadas, también han intentado todo tipo de acciones contra nuestro asociacionismo

Por primera vez en la historia, se han creados unas cloacas de Estado, antes de construir el Estado. Y claro, las cloacas apestan y más si no se tapan. Pero lo más demoledor, ha sido comprobar en estos meses que las cloacas del Estado español, que también existen y esas sí que están bregadas, también han intentado todo tipo de acciones contra nuestro asociacionismo. Se han comprado voluntades para enfrentar grupos y así debilitar a unos y fortalecer a los que sirvieran a las tesis del gobierno; se han intentado acercarse a nosotros “amigos” del Estado con la única finalidad de saber qué se movía en nuestras asociaciones; y -hablo en primera persona por SOMATEMPS-, se han dado instrucciones para que no seamos un agente importante en el proceso de lucha contra el soberanismo; con toda seguridad me atrevo a afirmar que se han dado órdenes explícitas para anular a SOMATEMPS. Hemos visto actuar a los “agentes” de los partidos políticos envenenando el asociacionismo y dirigiendo ataques directos contra nosotros. A cambio, hemos puesto muchos dedos en muchas llagas y hemos denunciado servilismos imperdonables a los partidos políticos (quizá un día habrá que hablar de por qué asociaciones que dicen luchar contra el independentismo, avalan las políticas de inmersión lingüística).

Demasiados interrogantes, pero todos tienen respuestas y no son muy agradables para los ingenuos, lo puedo asegurar. Cuando en el fragor de la batalla te atacan tanto los enemigos, como los teóricos amigos; o lo estás haciendo muy mal, o lo estás haciendo muy bien. Que juzgue la historia. De momento, me he quedado sin moto, es el único dato objetivo que puedo aportar.

Javier Barraycoa

Publicado en La Gaceta

 

 

 

10 comentarios en “Espiado

  1. Pingback: “Espiado”, por Javier Barraycoa

  2. No había leído de Javier Barraycoa y esta mañana he decidido donar una pequeña cantidad de euros mensuales.Lo que suelo hacer es dar mi cuenta corriente para que se cobren mensualmente una cantidad y nunca nadie me ha cobrado ni un euro demás y yo no tenido que llevar ningún al banco.Llevo muchos años haciendo esto con ONGs. Javier Barraycoa eres más español que yo, pero yo me jugaría la vida por La Unidad de España.En la mili nos lo repetían.

    Me gusta

    • felicidades por su empeño por su entrega por la Patria. Todos debemos seguir su ejemplo y estar al frente de la trinchera. Toda ayuda económica es fundamental para poder seguir luchando contra el independentismo. Se pueden hacer donativos puntuales o regulares. Y sí, vasta dar la orden desde una cuenta on-line.
      Gracias por todo.

      Me gusta

  3. Señor Sinombre yo suelo dar mi cuenta bancaria por teléfono y se cobran de ella mensualmente la cantidad que les diga y siempre lo he hecho de esta manera, pero no se sí es posible hacerlo aquí así.
    Gracias,
    Marcelino

    Me gusta

  4. Pingback: Los independentistas, están cabreadísimos con un artículo del Financial Times: “City of Spies”

  5. Pingback: La audiencia de Barcelona ordena investigar el espionaje ilegal a que nos ha sometido los mossos

  6. Pingback: Los demócratas separatistas impiden que se abra una comisión por los casos de espionaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s