Breve historia ideológica de ETA (4): avanzando hacia el marxismo

Parte 1:

Breve historia ideológica de ETA (1): orígenes y vinculaciones con el PNV.

Parte 2:

Breve historia ideológica de ETA (2): Federico Krutwig y la estructura ideológica de ETA

Parte 3:

Breve historia ideológica de ETA (3): La adaptación al tercermundismo y del antiimperialismo

 

Avanzando hacia el marxismo

Un año después todo cambiará en el seno de ETA. Las presiones policiales y la prohibición del gobierno de aceptar la residencia de cuatro de los fundadores de ETA – Eneko Irigarai, José Luís Álvarez Emparanza (a) Txillardegi, José María Benito del Valle y Julen Madariaga-, que deben dispersarse por Bruselas, Venezuela y Argelia. Ello propicia que los centros de decisión de la organización se desplacen al interior de la península. Benito del Valle y Txillardegi eran los grandes defensores de una lucha vasca centrada en la reivindicación etnolingüística y estaban alejados de las tesis fundamentadas en la lucha de clases marxista y pronto se vieron desplazados de los centros de decisión. Puede decirse que ETA va a vivir el primer relevo generacional de sus cuadros dirigentes. Con este desplazamiento del centro del poder, se consolidarán las posturas marxistas en el seno de las estructuras de decisión.

eta1

Documentos IV Asamblea

Desde 1965, el poder en la organización lo ostentarán José Luís Zalbide y Francisco Iturrioz. Ambos estaban cumpliendo condena mientras se había celebrado la III Asamblea, pero se habían reincorporado a la banda tras su salida de prisión. Durante la celebración de la IV Asamblea, iniciada en la Casa de los Jesuitas y terminada en una cabaña de ovejas, se convirtieron en los hombres fuertes. Zalbide representa al sector tercermundista e Iturrioz al sector obrerista-marxista. Este último se encargará de la Oficina Política de la organización. Ese mismo año caerá detenido Zalbide, dejando todo el peso de la organización a Iturrioz y sus allegados partidarios de la lucha obrera.

ETA va a vivir el primer relevo generacional de sus cuadros dirigentes. Con este desplazamiento del centro del poder, se consolidarán las posturas marxistas

De la Oficina Política depende el boletín Zutik!, que en su número 35 (octubre de 1965) dará un giro espectacular en sus contenidos y análisis. Por un lado, se dejan de lado temas centrados en lo etnocéntrico, para ser sustituidos por artículos dedicados a temas sociolaborales y económicos. Por otro lado, se plantearán análisis políticos a nivel Europeo, en un intento de aproximarse a las tesis defendidas por la ultraizquierda europea. Es de destacar también que por primera vez aparecen intentos de explicar la historia de Vascongadas desde la perspectiva marxista, aplicando los métodos del “materialismo histórico”. “Euzkadi” ya no se interpretará como una nación soberana hasta la pérdida de sus fueros, sino que se interpreta en clave de lucha de clases. Zutik! publicará un contundente documento titulado Puntos básicos en el que sustenta que la revolución vasca deberá ser socialista y llevada a cabo por la clase trabajadora.

eta2Con un lenguaje marxista y trotskista, se afirma que: “La liberación nacional es una revolución permanente (…) Estas conquistas y reformas revolucionarias darán la posibilidad de realizar una revolución que tendrá que ser consciente. La expansión económica, de hecho, ha absorbido parcialmente las contradicciones del capitalismo. Como consecuencia de esta nueva situación económica el socialismo ya no se ve como una necesidad urgente de las masas populares y para combatir al capitalismo serán necesarias una teoría y una praxis política que hagan evidentes esas contradicciones”. Este lenguaje es el que se había puesto de moda en todos los ámbitos de la izquierda europea y ETA se mimetiza con él.

se dejan de lado temas centrados en lo etnocéntrico, para ser sustituidos por artículos dedicados a temas sociolaborales y económicos.

El número 44 de Zutik! se presenta con el título Un paso adelante. El programa de base. El contexto de este número son las elecciones sindicales convocadas en octubre de 1966 en toda España y la intención de participar en ellas. La propuesta era demasiado “herética” para los partidarios de un etnocentrismo puro y duro y forzaron la autocensura de este número. El Zutik! que lo sustituiría se encabezaba con el título Unidad por el socialismo y el nacionalismo. En el número 45, la ruptura entre las dos tendencias se hace evidente sobre todo cuando la Oficina Política de ETA llama a la participación en las elecciones sindicales. Ello provocará el primer ataque frontal entre los propios miembros de la banda y la primera gran crisis interna de la misma.

eta3

Branka, órgano clnadestino

El ataque vino de manos de Txillardegi que acusó a la línea de Iturrioz de españolista y comunista (los dos grandes pecados para el nacionalismo más tradicional). Txillardegi buscará una alianza estratégica con Krutwig que se encuentra en Bruselas. Con el fin de combatir la influencia de la revista Zutik! deciden publicar Branka, una revista que pretende ser el órgano de los abertzales intelectuales y, desde ella, marcar el camino ideológico a seguir. En las páginas de Branka, Txillardegi publica un informe revisando los últimos artículos de Zutik!, acusando a la publicación de la Oficina Política de ETA de: “se ha convertido en un órgano pseudoizquierdista del imperialismo español y del colonialismo político y cultural del Estado español”.

El ataque vino de manos de Txillardegi que acusó a la línea de Iturrioz de españolista y comunista (los dos grandes pecados para el nacionalismo más tradicional).

Igualmente, Krutwig, en el primer número de Branka, escribirá un artículo titulado Nacionalismo Revolucionario (que ya se ha mencionado más arriba), que señalará el camino ideológico a seguir por una parte de ETA, y que se manifestará en la V Asamblea. En dicho escrito, Krutwig avisa que: “En Euzkadi la contradicción principal es la nacional y la lucha de liberación no está ligada ni depende del avance o del reflujo del socialismo del Estado español”. Esta reacción “nacionalista” dentro del seno de la banda, lleva a que el Comité Ejecutivo de ETA, expulse a los miembros de la Oficina Política, entre ellos a Iturrioz, así como la convocatoria de una V Asamblea.

3 comentarios en “Breve historia ideológica de ETA (4): avanzando hacia el marxismo

  1. Pingback: Breve historia ideológica de ETA (5): ETA Berri, la ETA marxista-leninista | Anotaciones de Javier Barraycoa

  2. Pingback: Breve historia ideológica de ETA (6): Una nueva escisión | Anotaciones de Javier Barraycoa

  3. Pingback: Breve historia ideológica de ETA (y 7): Una nueva escisión | Anotaciones de Javier Barraycoa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s