Introducción a “Cataluña hispana” (y IV): ¿Derechas-izquierdas? ¿Catalanistas-españolistas?

Parte 1

Introducción a “Cataluña hispana” (I).

Parte 2

Introducción a “Cataluña hispana” (II): La casa catalana y la deconstrucción nacionalista.

Parte 3

https://barraycoa.com/2016/11/08/introduccion-a-cataluna-hispana-iii-del-realismo-al-vacio-el-auto-odio-catalan/

descarga1

 

¿DERECHAS-IZQUIERDAS? ¿CATALANISTAS-ESPAÑOLISTAS?

 

Nunca creímos en la dialéctica, ni en la hegeliana ni en la marxista. Crear oposiciones contrarias para engendrar perversas síntesis, es algo que no nos va. No aceptamos que nadie nos obligue a encasillarnos en ser de derechas o de izquierdas; o catalanista o españolista. Algunos analistas políticos, piensan que el “problema catalán” se resolvería si las izquierdas en Cataluña fueran fieles a sus principios “españolistas” (recordemos el lerrouxismo, el “españolismo” comunista en la Guerra civil, o el “regionalismo” apátrida de los anarquistas de la CNT de Cataluña, que la mayoría no usaban el catalán ni por casualidad).

No aceptamos que nadie nos obligue a encasillarnos en ser de derechas o de izquierdas; o catalanista o españolista.

 

voteu-derechaEn versión moderna, estos analistas piensan que el Partit Socialista de Catalunya (PSC) debe ser fiel a su semillero de votos inmigrantes. Otros creen, erróneamente, que ser “españolista” en Cataluña, ya de por sí le convierte a uno en ciudadano de “derechas”. Por el contrario, ser catalanista (si bien hace un siglo era sinónimo de conservador y católico) hoy parece que es propio de la izquierda más progresista y liberal.

No creemos que el problema de Cataluña sea posicionarse de derechas o de izquierdas, catalanista o españolista. Se trata, simple y complejísimamente a la vez, de descubrir qué es y qué ha sido Cataluña. Y simplemente ser fiel a eso. La realidad siempre se acaba imponiendo y si renegamos de nuestras raíces surgirá en esta tierra algo que a lo mejor se llame “legalmente” Cataluña, pero nada tendrá que ver con los que fueron nuestros antepasados.

La realidad siempre se acaba imponiendo y si renegamos de nuestras raíces surgirá en esta tierra algo que a lo mejor se llame “legalmente” Cataluña, pero nada tendrá que ver con los que fueron nuestros antepasados.

las-dos-espanas

Las dos Españas

Los pueblos hispanos –manda la lógica histórica y el realismo político- estamos abocados a entendernos, sí o sí. Para acabar esta introducción contamos una anécdota que a lo mejor muy pocos saben. Al iniciarse la conducción en España, no había ninguna norma que estableciera si se debía conducir por la derecha o por la izquierda. Las autoridades de la época dejaron la decisión en manos de la “sociedad civil”.

El Real Automóvil Club de Madrid, proponía que debía conducirse por la izquierda, como los ingleses. En cambio el Real Automóvil Club en Cataluña proponía que se manejara por la derecha, como en el resto de Europa. La lógica impuso que si iban a conducirse coches de Madrid a Barcelona, o viceversa, habría que llegar a un acuerdo sobre el lado de la carretera por el que se tenía que conducir. Como no había forma de ponerse de acuerdo, hasta que no llegó Primo de Rivera no se tomó la decisión; que finalmente le daría la razón a Barcelona: sería obligatorio conducir por la derecha.

El Real Automóvil Club de Madrid, proponía que debía conducirse por la izquierda, como los ingleses. En cambio el Real Automóvil Club en Cataluña proponía que se manejara por la derecha, como en el resto de Europa.

Se nos ocurren varios juegos de palabras demasiado facilones sobre si a Barcelona le conviene ir por la derecha, o sobre si hizo falta un militar para poner de acuerdo a todos, o que, en Madrid, y contra las apariencias, les iba la izquierda …, en fin no caeremos tan bajo. Sólo decir, e insistir, que el problema de España no es de derechas o izquierdas, de nacionalismo o centralismo; la solución vendrá por descubrir quiénes somos, y ese es el verdadero papel de la Historia con mayúscula.

32_canals

Francisco Canals

Un maestro nuestro, el Dr. Francisco Canals Vidal, decía: “No soy de derechas ni de izquierdas, ni de los que dicen que no son de derechas ni de izquierdas (en alusión a los que ocultaban en su moderantismo y centrismo una postura apolítica y tolerante con la destrucción de la sociedad)”. Ser verdaderamente político, hoy en día, exige no caer en esta dicotomía. Análogamente podemos decir, “no somos separatistas ni centralistas; ni de los que dicen no ser centralistas ni separatistas, (por su miedo a pensar y comprometerse)”.

el Dr. Francisco Canals Vidal, decía: “No soy de derechas ni de izquierdas, ni de los que dicen que no son de derechas ni de izquierdas

Por el contrario, afirmamos que la solución está en descubrir la verdadera catalanidad (que el velo del catalanismo nos oculta) y contemplar en ella –como dijimos- una hermosa concreción de lo que fue la Hispanidad; y que debe ser respetada como parte fundamental de ella, al igual que otros pueblos la concretaron a su manera. Sólo así podremos hermanar los pueblos de las Españas, no hay otro camino. Esperamos que este libro sea un grano más de arena que contribuya a que todos los españoles (incluyendo los nacionalistas) conozcan y amen Cataluña y la reconozcan en su verdadera alma.

Javier Barraycoa

Un comentario en “Introducción a “Cataluña hispana” (y IV): ¿Derechas-izquierdas? ¿Catalanistas-españolistas?

  1. Pingback: Los catalanes … ¿provenimos de Noé o del “Driopitecus Jordi”? | Anotaciones de Javier Barraycoa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s