“Cuando Barcelona quería dominar Castilla e ironías de la historia”

la-guerra-de-los-dos-pedros-600x350

Pedro de Castilla y Pedro de Aragón

“Cuando Barcelona quería dominar Castilla e ironías de la historia”

 

La historia es cruel, que se lo digan a Pedro el cruel. El Rey castellano había iniciado una respuesta beligerante contra las injerencias de Aragón. Pero la habilidad de Pedro el Ceremonioso (el aragonés) y los privilegios concedidos a la Generalitat que le reportaron buenos dineros, le permitieron sobrevivir al conflicto. Pedro IV (que fue más cruel que el castellano Pedro el Cruel) fue denominado por sus enemigos “Nerón”, y él mismo le gustaba compararse con el “Rey David”.

Lo que parecía un triunfo de Aragón sobre Castilla y la posibilidad de que la hegemonía peninsular basculara hacia Barcelona, acabó produciendo el efecto contrario.

foto10-2El aragonés conspiró hasta la saciedad contra el castellano. La forma más efectiva como se le ocurrió fue promocionando al que sería el primer Trastámara, Enrique II, hermanastro de Pedro el Cruel. Enrique y sus hombres pasaron a militar en las filas de Pedro IV de Aragón. Le secundó en todas sus conspiraciones hasta que finalmente el rey castellano murió asesinado y se alzó en el trono de Castilla el primer Trastámara. Lo que parecía un triunfo de Aragón sobre Castilla y la posibilidad de que la hegemonía peninsular basculara hacia Barcelona, acabó produciendo el efecto contrario.

En primer lugar la Guerra de los dos Pedros, degastó totalmente a la Corona de Aragón que iniciaba una terrible decadencia (acompañada de las famosas pestes). En segundo lugar, Enrique II, no cumplió sus compromisos por la ayuda prestada, y nunca entregó las tierras peninsulares que le había prometido al Rey de Aragón. Para colmo se mostró un gobernante hábil y recuperó Castilla de su crisis interna.

El aragonés conspiró hasta la saciedad contra el castellano. La forma más efectiva como se le ocurrió fue promocionando al que sería el primer Trastámara, Enrique II

Y, por último, y aquí viene la gran ironía de la historia, fue fundador de una dinastía que acabaría gobernando la Corona de Aragón tras el compromiso de Caspe. La introducción de los Trastámara en Aragón, en 1412, fue llorada hasta la saciedad por los historiadores románticos del XIX. Pero ninguno de ellos nos recuerda que los Trastámara, llegaron hasta donde llegaron gracias a las intrigas del aragonés Pedro IV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s