Por qué hoy deben ondear banderas con el Sagrado Corazón en el Cerro de los Ángeles

BanderaCerro-20091-224x300.jpg

La polémica está desatada ante la prohibición de llevar banderas y pancartas al Cerro de los Ángeles este domingo. Se celebra el centenario de la renovación de la Consagración de España al Sagrado Corazón. Paradójicamente, “Alguien” está empeñado que no aparecen banderas de España en las que esté entronizada la imagen del Sagrado Corazón., en un acto especialmente dedicado a lo que representan esas banderas.

Pero, ¿por qué en las banderas de España se ha de entronizar el sagrado Corazón y ningún católico puede permanecer ajeno a ello?. Como bien se sabe la devoción al Sagrado Corazón empieza a destellar con claridad (a pesar de los antecedentes) ante las revelaciones de l Corazón de Jesús a Santa Margarita María de Alacoque. Fueron muchas las revelaciones, promesas y peticiones realizadas a esta monjita del siglo XVII en Francia. Las promesas de devoción personal (las promesas de los primeros viernes de mes, la entronización de la imagen del Sagrado Corazón en las casas, y otras muchas más), debían complementarse con actos de reparación pública y reconocimiento de la realeza de Cristo sobre los reinos y sociedades.

Ello queda reflejado en tres cartas escritas el 17 de junio y en agosto de 1689, en las que Santa Margarita María desvela tres peticiones que el Sagrado Corazón le solicita haga llegar al Rey de Francia:

  1. El primer mensaje es para los reyes: “Él desea entrar pomposa y magníficamente en la casa de los príncipes y reyes, ser honrado, tanto como ha sido indignado, despreciado y humillado en su pasión. El Padre Eterno, buscando reparar la amargura y la angustia que el adorable Corazón de su divino Hijo ha recibido en la casa de los príncipes de la tierra, quiere establecer su imperio en el corazón de nuestro Gran Monarca, de quien desea usar para la ejecución de sus planes”.
  2. El segundo mensaje es “construir un edificio donde se pintará este Corazón divino, recibir la consagración y el homenaje del Rey y de toda la corte. En este edificio, el jefe de la nación francesa reconocerá el imperio del corazón divino sobre sí mismo y la nación, proclamará su reinado, se llamará a sí mismo un teniente de Cristo”.
  3. La solicitud del tercer mensaje al rey es “de pintar mi Sagrado Corazón sobre las banderas y grabar en sus armas para que sea victorioso sobre todos sus enemigos dispersando a sus pies las cabezas orgullosas”.

Este será el origen de las consagraciones de las naciones al Sagrado Corazón, la construcción de templos expiatorios y la entronización de su imagen en las banderas patrias. Por eso, una renovación de la Consagración realizada en 1919 por D. Alfonso (XIII), parece absurda al renunciar a las peticiones explícitas de estas revelaciones.

cor1.jpg

 

INFAME DOCUMENTO DE LA ORGANIZACIÓN

IMG-20190616-WA0047.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s