Hombres huecos

ruina4.jpg

Los hombres huecos es un impresionante poema de T.S. Eliot, que es recogido en la película Apocalipsis Now. Lo está leyendo en su exilio selvático un medio enloquecido Coronel Kurtz, en una de las escenas más memorables del cine. Sobre este poema, René Daumal, apostillaba algo que nos recuerda a la hueca casta nacionalista actual: “Se pasean sobre el hielo como burbujas de forma humana. Pero no se aventuran por el aire, pues se los llevaría el viento”.

Este artículo queríamos titularlo “Ripoll”, pero entonces -con esta entrada- no lo leería nadie, cosas del mundo posmoderno. Así que nos decantamos por los “hombres huecos” que tiene más morbo y nos sirve de analogía perfecta para describir al nacionalismo y sus factótums. Buscar las raíces del nacionalismo y ponerle fecha es prácticamente imposible. Una serie de hitos que se iban acumulando durante el siglo XIX, iban pergeñando un movimiento del que ni sus propios autores podían llegar a entender sus dimensiones y sus posteriores desenvolvimientos. Uno de estos hitos fue la restauración del monasterio de Ripoll que culminó en 1893. El monasterio había pasado por todo tipo de vicisitudes desde su fundación en el siglo IX por el mítico Wifredo el Velloso. El Abad Oliba, poco después, le dio un impulso espiritual y cultural que lo prestigió en toda la Cristiandad. De ahí que Ripoll se considere -en las categorías nacionalistas- como la “cuna” de Cataluña.

José Morgades. Éste, como ayudante en Barcelona del obispo Urquinaona, se había destacado su feroz animadversión hacia los sectores católicos carlistas o tradicionalistas. Fue elevado a la sede de Vich, gracias al Gobierno liberal de Sagasta,

Durante la Primera Guerra Carlista, el monasterio fue arrasado e incendiado por los liberales, durante las bullangas de 1835. Aunque quisieron echarle las culpas a los carlistas. Pero la puntilla fue un año después con la desamortización de Mendizábal que liquidaba -por sus mismísimos- una vida monástica ininterrumpida de casi mil años. Ahí es nada. La paradoja de esta historia (buenos, hay varias) es la siguiente. El responsable de la restauración del Monasterio -que por otro lado fue una pifia arquitectónica monumental- fue el entonces Obispo de Vich: D. José Morgades. Éste, como ayudante en Barcelona del obispo Urquinaona, se había destacado su feroz animadversión hacia los sectores católicos carlistas o tradicionalistas. Fue elevado a la sede de Vich, gracias al Gobierno liberal de Sagasta, con la oscura intención de desmontar las masas tradicionalistas intransigentes de la plana de Vich.

No obstante, gracias a la ayuda de familias burguesas y católico-liberales de Barcelona, consiguió suficientes recursos económicos para acometer grandes proyectos, como el de Ripoll y ganarse el placet de sus ovejas. Con la inauguración de Ripoll, dicen los cronistas, aparecieron por primera vez cientos de banderas catalanas como manifestación de un catalanismo que estaba naciendo. Otros de los padres de la criatura catalanista, Mn. Collell, redactó un artículo sobre el evento de la inauguración que con el título ya manifiesta que el catalanismo se estaba convirtiendo en una religión: El credo del Catalanismo, donde escribía: “¡Dios sólo sabe lo que gozamos en aquellos momentos! ¡Él conoce las grandes gracias que le dimos al ver ya realizados en parte estos ideales, sólo con ver a un Prelado de la Iglesia, a un Obispo catalán, levantar alta, bien alta, la bandera del catalanismo sobre las ruinas del monumento más singular de la nacionalidad catalana, e invitar a todo el que lleve sangre catalana, no precisamente a volver a levantar el monumento de piedra, sino a restaurar la patria!”.

Mn. Collell, redactó un artículo sobre el evento de la inauguración que con el título ya manifiesta que el catalanismo se estaba convirtiendo en una religión

Los piadosos católicos que celebraron la restauración, nunca entendieron por qué no se restauró la vida monástica en el emblemático monasterio. Eso era lo que le daría sentido a la restauración. Sino el monasterio sería simplemente un monumento de piedras, pero hueco de espíritu. Morgades, deseó que fuera así. Debía ser un monumento a modo de panteón condal, donde reposarían -y aún reposan- los sarcófagos de algunos condes de la Marca hispánica. Decimos que descansan los sarcófagos, pues al iniciarse la Guerra civil, los anarquistas al mando de Companys, los lanzaron al río Ripoll. Por lo tanto, hoy el turista contempla unos sarcófagos huecos que simulan contener dentro las esencias de Cataluña.

Morgades, que se creía un nuevo Abad Oliba, y refundador de la “Cataluña catalana”, fue enterrado en el Panteón que había reconstruido. Pero poco podía imaginar que el catalanismo que había contribuido a crear, dotado de una pseudomística católica, pronto se iba a vaciar como los sarcófagos condales. El catalanismo que se inició como una especie de renovación católica contra los intransigentes carlistas que no querían aceptar la Restauración de la monarquía liberal, acabaría evolucionando de forma lógica y aplastante en un republicanismo de izquierdas. La Lliga de Cambó, sólo podía acabar dejando su lugar a la ERC de Macià y Companys.

el catalanismo empezó como una religión hueca, con hombres huecos que construían monumentos huecos y los llenaban de sarcófagos huecos y los acompañaron de relatos e ideologías huecas

La última gran paradoja de esta historia es que al estallar la Guerra Civil, bajo el gobierno de Comapanys, unos anarquistas se dedicaron a arrasar nuevamente el monasterio y según un vecino del pueblo, Xavier Anton: “un grupo de hombres, algunos de ellos conocidos y muchos otros que parecían forasteros hacían “limpieza” en el Monasterio, levantaron la losa que, a la entrada de la nave central, cubría la tumba del obispo Morgades. Y organizaron un animado partido de fútbol con la calavera del pobre obispo”. Este es el símil más ridículo, y a la vez fascinante, del catalanismo. Empezó como una religión hueca, con hombres huecos que construían monumentos huecos y los llenaban de sarcófagos huecos y los acompañaron de relatos e ideologías huecas. Todo en el nacionalismo es en sí oquedad, como las entrañas de una pelota de fútbol. Por eso -y que se lo digan a Morgades- el final del nacionalismo es transfundirse con el balompié, ya que parece que el Barça es lo que le da un poco de sustancia.

Javier Barraycoa

21 comentarios en “Hombres huecos

  1. Pingback: “Hombres huecos” por Javier Barraycoa

  2. Bueno, hay nacionalismos “huecos” o ingenuos.
    Pero pueden llenarse.
    Por ejemplo: el bando de Franco se llamaba “Nacional” a sí mismo, con orgullo.

    Y si bien es cierto que cometieron crímenes, también es verdad que en tiempos de Franco los españoles no nos extinguíamos como ahora.
    Por ejemplo, Franco cuidó mucho que hubiera un derecho efectivo al trabajo y a la vivienda estables.

    Los contratos de trabajo no se podían anular así como así, y la Magistratura del Trabajo protegía el derecho a la estabilidad laboral.
    Y los contratos de alquiler eran INDEFINIDOS. Y, además, prácticamente congelados…

    Estas eran unas medidas muy a favor del trabajador. Incluso contra los propietarios.

    En democracia, se han ido anulando. Poco a poco la estabilidad laboral y de golpe el derecho a la vivienda, con el Decreto Boyer de 1985, que redujo los contratos de eternos a sólo 2 años.

    Y ni el Partido de más ultraizquierda ha pedido la vuelta de los contratos indefinidos, ni ha denunciado EL GRAN INCREMENTO DE MORTALIDAD JUVENIL que siguió a la subida del precio de la vivienda consecuencia del Decreto Boyer.

    ¿Era Franco más de extrema izquierda que la más extrema izquierda existente ahora?
    Bueno mucho podríamos ironizar sobre esto, pero lo evidente es que Franco facilitaba estos derechos porque era NACIONALISTA.
    Y estos derechos son esenciales para que los españoles sigamos existiendo.

    Condenar al nacionalismo en general es contribuir a nuestra desaparición.

    Me gusta

    • El Nuevo Estado (1939-1975) ha sido el régimen más social que ha tenido España en toda su Historia. Pero no era nacionalista, era Nacional que no es lo mismo; no hay que confundirse.

      Me gusta

      • “Estado Nacional” es la concreción de un nacionalismo.
        Y consiste en servir a la nación, por ejemplo, en el “espíritu de servicio”, como se decía entonces.

        Todo lo contrario del espíritu individualista de ahora y el valor exclusivo del dinero.

        Hay falsos nacionalismos, como los consistentes en atacarse entre ellos, pero sin preocuparse por la destrucción de las respectivas naciones, como ocurre actualmente.
        Estos falsos nacionalismos suelen ser disputas por el reparto del poder.

        Por ejemplo, ni al PP ni a Ciudadanos les importa la extinción del pueblo español.
        Y NADIE denuncia que esta destrucción tiene lugar desde esta “democracia”.
        Y lo mismo ocurre con ERC y la CUP, a los que tampoco les importa la extinción del pueblo catalán.
        Podemos ver la indiferencia ante nuestra autodestrucción en:
        http://edipais.wordpress.com

        Me gusta

          • Dejemos aparte lo del significado de las palabras, de momento.
            Nuestra asociación Edipo Rey considera que no es poco importante la extinción de los españoles autóctonos y su sustitución por otros pueblos.
            Consideramos que decir que esta sustitución no importa “porque todos somos iguales” es un uso perverso del concepto de igualdad, pues no hay igualdad entre aquellos que se extinguen y los que les sustituyen.
            Y también consideramos que es perverso acusarnos de “nacionalistas” por el hecho de no ser indiferentes ni favorables a la sustitución de pueblo español.

            Y si nuestros políticos, nuestros intelectuales, nuestra Iglesia, etc. no se oponen a esta sustitución es por el miedo de ser descalificados por “nazionalistas”, xenófobos y contrarios a la “igualdad”.
            Por lo tanto, cuanto más condenemos la palabra “nacionalista”, más difícil tenemos oponernos a la extinción del pueblo español aquellos pocos que nos atrevemos a oponernos.

            Porque incluso aquellos que se consideran muy patriotas NADA DICEN AL RESPECTO.
            Al no decir nada, ningún problema tienen, pero nosotros, sí.
            La sustitución del pueblo español está MUY AVANZADA: incluso los pocos que se han atrevido a estudiarla la consideran irreversible ya desde hace décadas.
            El que nada dice al respecto, no se moja y no tiene problemas, por lo que no ve cómo estos problemas se crean.
            Al final de esta serie de ejemplos del disparate antinatalista tenemos un ejemplo de Camilo José Cela, que murió cabreado porque nadie le hizo caso cuando advertía de que íbamos hacia nuestra propia extinción.
            Si nos lo piden, tenemos la traducción al castellano del artículo de Cela:
            http://edipo.info/Doc/poblacio/INatalidad.htm
            Y más ejemplos.

            Me gusta

            • Plan Kalergi, este es el problema que muchísimos Patriotas conocemos, sin necesidad de usar el término “nacionalistas”, porque somos Nacionales. Tampoco tenemos necesidad de importar, el nombre de un “rey” de la mitología griega, tenemos al Rey Sisebuto o a los Reyes Católicos.
              Por mi parte fin del debate. Además el artículo no trata de inmigración económica ilegal.

              Me gusta

  3. Desentrañare sus artículos, es como meterse uno en la biblioteca nacional, buscaré el significado de su gran vocabulario, pero sin duda aprenderé mucho de usted al que le llevo una algo como una decena de años,Dios le dotó con una gran capacidad intelectual y creo que usted cumple los requisitos para considerarle,sabio.Gracias por haberle encontrado a usted, usted resuma virtudes y sapienza por los poros de su piel.

    Me gusta

  4. El apoyo de Morgades al liberalismo, tuvo como castigo que años después profanaran su cadáver. La traición de Morentin, renunciando a restituir los bienes desamortización y el diezmo, llevó a la derrota a Carlos VII y a la perdida de gran número de partidarios.
    “A todos los cerdos les llega su San Martín”..

    Me gusta

  5. Resulta reconfortante leer estos artículos que va poniendo a cada uno en su sitio , además con tintes poéticos . Otra auténtica lección de memoria histórica.

    Me gusta

  6. Voy a estudiar y comentar en distintas veces .Analogia: 1) Relación de semejanza entre cosas distintas. 2) Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.3) Método por el que una norma jurídica se extiende, por identidad de razón, a casos no comprendidos en ella. 4) Semejanza formal entre los elementos lingüísticos que desempeñan igual funcion o tienen entre sí alguna coincidencia significativa.5) Creación de nuevas formas lingüísticas, o modificación de las existentes, a semejanza de otras.
    Factótum: Latinismo procedente del latín medieval “factotum”: “hazlo todo”, que significa
    “ persona de confianza que desempeña todo tipo de menesteres”.
    Placet: Latinismo procedente de la forma latina “placet” ( “place o gusta” ) se usa con los sentidos de “aprobación que da un Gobierno a la persona designada para ejercer la representación diplomática de otro país en su territorio” y en general, “beneplácito o consentimiento”.
    “El Partido Liberal fue creado por Práxedes Mateo Sagasta y que con el Partido Conservador de Cánovas, constituiría el sistema bipartidista que se alternaban en La Restauración española durante el tramo final del siglo XIX y el inicio del siglo XX”.
    Este artículo tiene mucha enjundia y lo estudiaré y comentaré de varias veces.

    Me gusta

  7. Tienes razón amigo Javier.Pero hay tanto tonto suelto que no pasa de lo último que oye.Que no escucha.Porque si escuchará, oiria al pueblo catalan.AL DE VERDAD.AL QUE CONOCE SU HISTORIA.Y NO A TANTO MECACHIFLE COMO LOS QUE SE PASEAN POR LOS ENTES PÚBLICOS.Un abrazote.

    Me gusta

  8. Revise la ortografía del artículo. “Belloso” va con “V”. Vello es lo que tenía el hombre.

    Es chocante el uso puramente instrumental del adjetivo “nacionalista”. Por lo visto, no lo son los carlistas u otros de especie similar. En definitiva, cuando nos caen bien son “patriotas”. Si nos caen mal, entonces, los llamamos “nacionalistas”.

    Por cierto, respecto a los carlistas: ¿cómo puede haber quien aún dé cuerda a un movimiento -por llamarlo de alguna manera- causante de tres guerras civiles con varias decenas de miles de muertos? A mí se me caería la cara de vergüenza. Pero esto último, la vergüenza, parece no usarse demasiado en nuestra querida España.

    Me gusta

    • Los que causaron tres guerras fueron los liberales, por derogar leyes sin convocar cortes al modo tradicional español, por vender propiedades comunales en pública subasta perjudicando a los más desfavorecidos, y por crear miseria con desorden por conceder libertad para practicar injusticia social hacia los productores asalariados.
      Hay que leer e informarse más, antes de escribir. Para que no se le caiga la cara de vergüenza, si la tiene claro.

      Me gusta

        • Los liberales, al fusilar a los que proclamaron la ley tradicional. Ya lo habían hecho antes con el golpe de estado de Riego, dando lugar a la primera guerra civil en España.
          Por mi parte fin del debate, contestar sus mentiras históricas es rebajar mi nivel y no estoy dispuesto a ello.

          Me gusta

  9. El nacionalismo catalán de hombres huecos.

    II

    Ojos que no me atrevo a encontrar en señor
    En el reino de los sueños de la muerte
    Ellos no aparecen
    Allí los ojos son
    Luz solar sobre una columna rota
    Allí, está un árbol balanceandose
    Y las voces son
    En el canto del viento
    Más distantes y más solemnes
    Que una estrella desvaneciendose.
    Déjame estar lejos
    En el Reino de los sueños de la muerte
    Déjame también ponerme,
    Tales disfraces deliberado
    Saco de rata, piel de cuervo,
    Cruces del campo santo
    Que se comportan como el viento se comporta
    No más cerca
    Ni siquiera en ese encuentro final
    En el Reino de las penumbras

    T.S. ElIOT

    Torra y los suyos son hombres huecos, que tienen oquedades de odio a lo español.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s